Receta #1: Galletas veganas

El día de hoy quiero compartirles una receta de galletas veganas que es demasiado funcional. Literalmente se pueden intercambiar muchos de los ingredientes y así hacer un montón de combinaciones dependiendo de la ocasión o las preferencias de cada persona. Es importante resaltar que estas galletas son completamente libres de sufrimiento animal, sin harina, sin gluten y sin azúcar. Son ideales para un desayuno o snack saludable, ya que contienen avena, coco, dátiles, cacahuates, etc.

Duración de preparación:

Duración de cocción: 30 min a 200 grados o en el número 3 de una estufa convencional.

Es importante esta temperatura para darles tiempo a que se cuezan bien por dentro y no queden muy tostadas por fuera. Pueden quedarse de 5 a 10 min adicionales, para que queden un poco doradas por fuera (depende de la preferencia de cada persona).

Rinden aproximadamente para 12 galletas.

Ahora si, empecemos con los ingredientes, para esta receta, vamos a necesitar:

  • 1 taza de harina de avena (que nos es mas que avena molida)
  • 3/4 de taza de harina de coco (que no es mas que coco molido)
  • 1/2 cucharada de rexal o polvo para hornear. 
  • 1/2 cucharada de bicarbonato
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 plátano machacado
  • 2 cucharadas de linaza con 6 cucharadas de agua (dejar reposando 20 minutos aproximadamente, para formar una especie de clara de huevo)
  • 1/2 taza de azúcar de dátil o 3 dátiles
  • 1/2 taza de cacahuates
  • 1/2 cucharadita de vainilla 
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Nuez moscada al gusto
  • 1 taza de paciencia (el ingrediente más importante) 

A mi me gusta empezar poniendo la linaza a remojar, ya que entre más tiempo se quede reposando, más espesa se hace el agua. Esto es con el afán de sustituir el huevo. Cada clara pesa 25 gr. Aproximadamente, así que usaremos dos cucharadas de linaza y 6 cucharadas de agua. Lo vamos a añadir a la mezcla hasta el final. 

Linaza remojada 

Uno de mis secretos es siempre tamizar (pasar por un colador) todos los ingredientes secos, ya que así todo se mezcla mucho mejor y no nos arriesgamos a que se queden terrones en la mezcla y salgan de manera desagradable cuando se está comiendo. También dependiendo la receta, le da mayor volumen a la masa, en el caso de las galletas, panes o biscochos es esencial. Con brownies o masas pesadas no es tan necesario.

Harina de avena 

Para hacer harina de coco o de avena simplemente se pone en la licuadora y se tamiza para eliminar los pedazos grandes que hayan podido quedar.  En este caso le añadí algunos sobrantes enteros que quedaron de la avena para darle mayor textura a galleta de avena, pero si quieres que no se detecte la avena, puedes usar solo harina de avena tamizada. 

Harina de coco 

Decidí usar azúcar de dátil, pero si no se puede conseguir, se puede sustituir por datiles deshidratados o frescos, funciona igual. 

Azúcar de dátil (dátiles secos y molidos) 

Se agrega el bicarbonato y rexal. 

Recomiendo que también se tamize. 

Se agrega la sal, canela molida y nuez moscada finamente rallada al gusto. La nuez moscada es opcional, a mi me encanta el sabor de invierno que le da. Si tú también decides usarla, ten mucho cuidado con la cantidad ya que es muy fuerte y también lávate muy bien las manos después de usarla, ya que puede causar un ardor insoportable en los ojos.

Vamos a machacar el plátano y para esto podemos ponerle la vainilla, así se hace más fácil. 

Plátano y vainilla 

Vamos a juntar todos los secos primero. 

Todos los secos

Después agregamos el plátano y la vainilla. 

Yo sugiero utilizar una espátula para no hacer tan esponjosa la mezcla con una batidora. 

Secos con plátano y vainilla 

Ya que tenemos la mezcla bien incorporada… 

Mezcla homogénea 

Añadimos la mezcla de linaza con agua. 

Mezcla homogénea con linaza 

Nos tendría que quedar algo así… 

Masa final 

Ya que tenemos nuestra masa final, con una cuchara podemos ir poniendo la cantidad de masa que creamos necesitar. Yo lo que hice fue en un cortador de galletas redondo, puse la masa y lo llene, después lo quite y quedaron muy redonditas. 

A esta receta se le puede sustituir los cacahuates por cualquier fruto seco o se le puede añadir media taza más de frutos secos. 

También hice una variante con chispas de chocolate & almendras y otra variante con unas cucharadas de cacao & nueces.

Esta es una receta muy versátil que puede sustituirse de mil maneras. Espero te sea de utilidad para esos momentos en los que tenemos antojo de algo dulce o simplemente para desayunar es una excelente opción saludable y llena de vitaminas, minerales y amor para el cuerpo. 

El tiempo de vida de estas galletas es de 6 a 10 días dependiendo de las condiciones del clima. 

Lo mejor de todo es que como no tiene productos de origen animal, limpiar la cocina se volvió demasiado fácil 🙂 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: