La historia del machismo y el feminismo

El patriarcado nació aproximadamente hace 2500 años, antiguamente las sociedades dependían de los hombres y las mujeres por igual. Era una sociedad matrilineal o matriarcal en pocas palabras las mujeres se reproducen con diferentes hombres en una sociedad polígama y no se sabía quién era el padre así que solo existían la maternidad y todo el grupo se encargaba de las crías.

En esa época los humanos dependían de la carroñería y de la recolección. Conforme fue pasando el tiempo evolucionamos a la caza, sin embargo diferentes aspectos como el que los animales podían oler la menstruación de las mujeres y huir o atacar a la tribu fue orillando cada vez más a la mujer a quedarse en casa, cuidando a las crías, aunado a esto se dieron cuenta que el pelear, explorar y cazar podría ser perjudicial para el embarazo. El tiempo siguió pasando y la sociedad se convirtió en patrilineal o patriarcal y al mismo tiempo monógama. El hombre quería saber quienes eran sus hijos y las mujeres quedaron a cargo del hogar, la recolección y la protección de las crías. Del sexo polígamo pasamos a las relaciones monógamas . Se empezaron a formar las familias, la palabra familia viene del término “famulus” que significa bienes del patriarca.

El patriarcado es entendido como un fenómeno que ha llegado a establecer una relación entre este y la idea de propiedad. Esta idea, propone que, al igual que las propiedades se heredan y ofrecen la posibilidad de explotar a otros para que trabajen con ellas generando una parte de valor que se podrá quedar el propietario a pesar de no haber trabajado, las mujeres han sido concebidas como un recurso, algo que se puede poseer y con lo que los patriarcas de la familia se han dedicado a comercializar, ya sea para tener mano de obra barata (aplicada normalmente a las tareas del hogar) como para poder tener descendencia (algo que también está vinculado al ámbito doméstico.

Pero en el siglo XVIII  las mujeres cansadas de no poder votar, estudiar o casarse con quien ellas quieran, decidieron revelarse, aunado a esto, la gota que derramó el vaso fue en Francia donde se dio a conocer la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano. Y entonces, nace la primera ola del feminismo por un lado Olympe de Gouge escribe la declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana, y por otro lado Mary Wollstonecraft con la vindicación de los derechos de la mujer fundando el feminismo, en donde explica que la diferencia de los géneros no es algo natural, como se pensaba antes, más bien era algo cultural y que se producía a través de la educación, así que este mismo libro abogaba por una educación igualitaria. Jaja sí, no éramos tontas, solo ignorantes.

La mujeres empiezan a despertar, pero a los hombres no les gusto mucho esta idea así que fundan en 1800 el código Napoleón en donde le exigen a la mujer ser obediente con sus maridos y podríamos decir que dejándonos igual, o peor, pero no. La semilla del feminismo ya estaba sembrada en las cabezas de las mujeres. En 1848 dos estadounidenses deciden hacer la declaración de los sentimientos, en donde exigen los derechos de las mujeres y claro, incluyen el voto. Nace la segunda ola del feminismo, A estas increíbles mujeres, se les denominó sufragistas. A pesar de esto, fueron muchos los años de lucha, huelgas de hambre, encadenamientos, bombas y también gracias a valientes hombres, se pudieron aprobar las leyes que nos daban a las mujeres… los mismos derechos que al hombre.

En México hasta 1953 las mujeres pudieron tener derecho a votar. Así es, apenas hace 66 años, se reconocieron nuestros derechos legalmente. Pero bueno volvamos el tiempo un poco más atrás, en 1945 después de que terminó la segunda guerra mundial, los hombres volvieron de la guerra en estados unidos, las mujeres tenían todas las comodidades que se supondría podríamos tener según la publicidad. Pero las mujeres empiezan a deprimirse y caer en las adicciones.

Nadie sabía que pasaba, ya que se suponía que tenían todo lo que querían, así que llega la maravillosa Betty Friedan con su texto “mística de la feminidad” en donde explica que las mujeres viven insatisfechas debido a que están priorizando el cuidado del otro antes de sus propias necesidades. Las mujeres despiertan un poquito más y empieza la tercera ola del feminismo.

Nace también el feminismo liberal, que se describía en ese entonces como que la mujer en la sociedad ya no era explotada, simplemente no era tratada de la misma manera que los hombres así que las mujeres empezaron a exigir un trato igualitario. En 1960 nace el feminismo radical, debido a que la mujer se dio cuenta de que muchas mujeres eran golpeadas o explotadas en sus casas. Es como si se replicara el sistema viejo, dentro del hogar.

El feminismo radical pretende terminar con el patriarcado e hizo que la realidad que vivimos hoy en día, fuera posible, otorgándoles centros especializados a la mujer.

¿Cuál es la diferencia?

Bueno el feminismo liberal quiere los mismos derechos para todos, el feminismo radical cree que es necesario romper el sistema patriarcal en el que vivimos.

Por ejemplo, digamos que subes una foto sensual a Facebook, para el feminismo liberar estas desafiando al sistema opresor así que esta genial, eres libre y empoderada. El feminismo radical respeta tus decisiones y la razón por la que las tomas, pero no cree que estes desafiando nada porque te mueves dentro de los estándares de belleza y feminidad impuestos por el patriarcado, o sea el sistema de poder se mantiene.

En el 2017 nace el moviendo #metoo en donde las mujeres de todo el mundo se unieron para denunciar los claros abusos que los hombres cometen en el ambiente laboral. Lo que voy a decir, no les va a gustar a muchas, entiendo la postura y la sororidad increíble que se formó, personalmente he sido acosada en diversos trabajos por ser mujer. Pero no estoy segura de que el linchamiento público y el quitarle a todos los hombres el derecho humano básico de inocencia hasta que se demuestre lo contrario sea lo más correcto. Conozco mujeres que mienten, conozco hombres que acosan. Siento que de cierta forma se perdió el sentido real de la campaña, atacándonos unos a otros y faltandonos al respeto de esa manera. Diario me topo en redes sociales pseudo feministas que atacan a los hombres como si todos fueran iguales. Estoy segura que tú también conoces mujeres que atropellan los derechos de los demás por salirse con la suya. Tenemos que dejar de dividirnos y empezar a respetarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: